Archivo de la categoría: Epicteto

Novilleros y pinches: ejemplos a seguir

Torero

Viendo por televisión un novillada de la feria de San Isidro nos encontramos con la mejor juventud posible. Todos los novilleros, sin excepción, incluidos los que toreaban y los que eran entrevistados –españoles, hispanoamericanos y franceses– ofrecían una pulcrísima imagen, moderna pero ajena por completo a esas modas ¡postmodernas! –piercing, tatuajes, estilo cantinflesco… – que se han adueñado del futbol y la música pop, por ejemplo. Pero, además de sus impecables aspectos físicos, todos ellos se expresaban con claridad, rigor y respeto por los compañeros. Los valores que subyacen en todas las declaraciones de los  novilleros están enraizados en el aprendizaje, el respeto a los maestros, el esfuerzo, el mérito, el trabajo bien hecho, el reconocimiento de los demás, la asunción de la propia responsabilidad, la mejora constante, el sobreponerse a las dificultades, etc. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

Cultura y tecnología, un binomio clave para el futuro

5490858572_9cf4bf09dc_z

En nuestro mundo, especialmente en el que hemos dado en llamar occidental, el desarrollo de la cultura y de la tecnología no siempre han corrido parejos, más bien al contrario, pero sus innegables diferencias, hasta ahora, se habían ido acompasando con el discurrir del tiempo. Poco a poco, con dificultades, en algunos casos incluso extraordinarias, ambos procesos se acompasaban y el resultado global era un notable progreso que afectaba a toda la sociedad en su conjunto. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

Las razones de la irracionalidad

Esto se escribe antes de las elecciones del día 21 de diciembre.

El llamado “problema catalán” (el apelativo “problema” aparece de forma casi segura cuando una cuestión se vuelve incomprensible) comienza a configurarse como algo que incluye desde la sinrazón al esperpento, pasando por la mentira pura y dura, la tergiversación y todo tipo de otras menudencias en el amplio campo de la irracionalidad más absoluta. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

La Ley no se aplica por consenso. Se aplica porque es la Ley

La evolución de las relaciones de nuestras comunidades autónomas, en particular las más nacionalistas, con el Gobierno de la Nación (hay que resucitar este concepto aunque algunos se empeñen reiteradamente en enterrarlo), nos ha conducido a un empeoramiento progresivo que está poniendo en riesgo no sólo la unidad de España, sino nuestro propio futuro como país. Conviene, en consecuencia, preguntarse qué es lo que ha pasado y, sobre todo, por qué. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone