Archivado en: Actualidad, Opinión

Pagar por depositar

Jesús Sánchez-Quiñones recuerda en un artículo publicado en Expansión que es sólo cuestión de tiempo que los bancos acaben trasladando el coste de los tipos de interés negativos a los depositantes.

Para acceder al texto completo, pinche aquí.

En cuanto uno de los grandes bancos cobre a sus clientes por sus depósitos, el resto de entidades seguirá el mismo camino.

Para Sánchez-Quiñones, “los tipos de interés negativos benefician a los endeudados y suponen un impuesto oculto sobre el ahorro”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone