Archivo de la etiqueta: Epicteto

Abajo los que suben

Hace muchos años, en un viaje a una república centroamericana en el que coincidí con unas elecciones, yendo desde el aeropuerto a la ciudad, comprobé a lo largo de todo el trayecto que éste estaba repleto de carteles que anunciaban las maravillas que prometían los distintos líderes políticos que concurrían a las mismas. Me sorprendió, sin embargo, que, en un muro mal encalado de una propiedad a todas luces humilde, alguien con una brocha gorda y con un peculiar sentido artístico había pintado el lema que encabeza este artículo: “Abajo los que suben”. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

Votantes, militantes, empleados, dirigentes y líderes

Es frecuente en estos últimos tiempos de constantes manifestaciones de nuestros líderes políticos oír y ver cómo y con qué facilidad se apropian de los votos de los ciudadanos cuando en muchas ocasiones sólo expresan posiciones personales o, como mucho, compartidas por los grupos reducidos que efectivamente gobiernan los diferentes partidos. La clasificación que figura al inicio de este comentario trata de precisar con mayor nitidez el origen de una voluntad colectiva en bastantes casos prostituida. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

Baile de máscaras

Las celebraciones del carnaval en la antesala de la cuaresma se extienden por todo el país y, al parecer, desgraciadamente han llegado a afectar a las actitudes y conductas de nuestros políticos, en momentos en los que toda la nación requiere actitudes serias que permitan continuar una recuperación, a duras penas iniciada, y en un ambiente internacional muy poco tranquilizador que amenaza seriamente con otra profunda crisis económica. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

Frente a los chamanes del caos

En los últimos años ha estado de moda la investigación académica de la siguiente pregunta: ¿por qué Occidente es rico?, frente al consumado hecho histórico de que el resto del mundo sea pobre, con las consabidas excepciones de Japón, Corea, Singapur, etc., que se han hecho ricos imitando justamente las buenas prácticas occidentales. La respuesta a la pregunta es unánime: Occidente es rico gracias a su cultura y a sus instituciones sociales y políticas. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone