Archivo de la etiqueta: liberal

Club Liberal Español

Contestación del Club Liberal Española al presidente de la Generalitat de Cataluña

Por su interés, a continuación reproducimos la contestación que hace el Club Liberal Español a la carta que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, publicó en el diario El País el pasado 6 de septiembre bajo el título ‘Carta a los españoles':

 

CONTESTACION DEL CLUB LIBERAL ESPAÑOL A LA CARTA DEL SR. MAS DIRIGIDA A LOS ESPAÑOLES

 

Sr. Más, presidente de la Generalitat de Cataluña:

Los integrantes del Club Liberal Español, españoles de distintas regiones de España, nos hemos sentido aludidos por su reciente carta A LOS ESPAÑOLES publicada el 6 de septiembre en El País y, nos permitimos contestarle:

1.- En primer término asombra que se constituya en intérprete de Cataluña. Dice Vd., “Cataluña ha amado a España y la sigue amando…a pesar de la ausencia de reciprocidad”. Cataluña es una región y las regiones ni aman ni odian; aman y odian las personas y éstas no aman u odian a las regiones o naciones, sino a otras personas. Parece que no ha descubierto que, desde la Revolución francesa, lo que importa son los ciudadanos, únicos titulares de derechos, de los que carecen los territorios. Los españoles, incluidos los catalanes, tenemos lazos familiares y personales que pretende Vd. ignorar y romper como si Cataluña y el resto de España fueran entes distintos o compartimentos estancos e impersonales.

Desconocemos el método que Vd. utiliza para medir tan privados sentimientos personales, y asombra la forma de expresarse, osando hablar de los sentimientos de Cataluña y de España.

2.- En términos económicos dice Vd que Cataluña ha amado la solidaridad y fraternidad de España “a pesar de la ausencia de reciprocidad”. Parece que Vd. se refiere a una solidaridad y fraternidad de dirección única: la de Cataluña hacia el resto de España. Olvida Vd. la historia económica y las ventajas que la ejemplar iniciativa empresarial catalana obtuvo de la política arancelaria de la Restauración, de la industrialización del franquismo, o la actual “solidaridad” presupuestaria proveniente del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para sufragar el déficit que genera su gobierno nacionalista, independentista, por gastos inadecuados y para atender el pago de sus bonos patrióticos. Le agradeceríamos que publicara lo que gasta su gobierno en TV3, embajadas, subvenciones a medios de comunicación (en Cataluña, en otras regiones y en el extranjero), ayudas a sus asociaciones amigas-independentistas y en la campaña electoral actual. Así, consideramos absolutamente falsa su afirmación de que España no ha respondido a la “solidaridad y fraternidad” de Cataluña. Podría Vd. comprobar, paseando cualquier día por cualquier ciudad española, que la solidaridad y fraternidad existe en relación a las personas, comercio de bienes y servicios de procedencia catalana; y nadie pide agradecimiento alguno.

3.- En relación al amor por la libertad, Cataluña fue, durante mucho tiempo, una región abierta a la recepción de las expresiones culturales e intelectuales, lo que, naturalmente, exigía libertad, e incluso, durante buena parte del franquismo, esa libertad personal impulsó la apertura política. Pero, lo cierto es, que, desde que el nacionalismo copó la práctica totalidad de los resortes sociales (hace 35 años), no puede decirse que “Cataluña ha amado la libertad por encima de todo”. La regresión en el nivel de libertad ha impedido que muchas personas lleguen a Cataluña, y asimismo ha hecho salir a muchos catalanes, a causa del control nacionalista en las instituciones, el intervencionismo administrativo asfixiante, el constructivismo social-nacional y la política de inmersión lingüística (la palabra inmersión da escalofrío). Vds. han empobrecido la escuela pública con la exclusión de la lengua española, también lengua propia de Cataluña, con vulneración del artículo 3.1 de la Constitución que dice que: “Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”, y ello empobrece su sociedad. Tampoco pueden ocultar las múltiples versiones nacionalistas represoras de la libertad individual de los residentes en Cataluña. Así: la política de control de los medios de comunicación con el CAC; el espectáculo del editorial único; el adoctrinamiento de los siete canales de TV; la política educativa enfocada a la inoculación del pensamiento único (el nacionalista); la prohibición y persecución por rotular en español; la exclusión sistemática de los españoles, sean o no catalanes, que no se someten a la imposición nacionalista.

No, Sr. Mas, los gestores de las instituciones catalanas, controladas por el nacionalismo, no aman la libertad; por el contrario, aman la imposición y el control y como botón de muestra basta leer el extenso Estatuto de Autonomía de 19 de julio de 2006, en cuyo art. 134.3 llega a atribuir a la Generalitat la competencia exclusiva en “materia de tiempo libre”.

4.- Los ciudadanos catalanes encajan y han encajado perfectamente en España, como todos los españoles encajamos en España y, por supuesto, en Cataluña.

Su nacionalismo constructivista de una sociedad nueva, un nuevo pueblo, es lo más opuesto a una sociedad abierta y plural de ciudadanos libres que actúan o crean sus costumbres y modos de vida. El nacionalismo divide a la población entre adictos o rebeldes, buenos o malos y produce exclusión y quiebra el principio de igualdad de los ciudadanos. Su “proceso” creacionista ha llegado a inventar hechos históricos y a tergiversar la Historia de Cataluña, lo cual ha sido unánimemente denunciado por la comunidad científica, pues trata de falsear la Historia poniéndola al servicio del adoctrinamiento y para la diferenciación del resto de España.

Alude, en su carta, a los manifiestos “afectos y vínculos familiares e íntimos” que la plural Cataluña disfrutaba y afirma que “ahora es casi imposible ser catalán en el Estado español”. Hasta aquí podíamos llegar. Su afirmación es una falsedad cargada de mala fe; y lo decimos quienes convivimos a diario con catalanes y no catalanes que residen o han vivido en Cataluña.

5.- El “anhelo de esperanza”, la “brisa de aire fresco”, a que Vd. alude, son expresiones sarcásticas frente a la coacción a que están sometidos los ciudadanos no nacionalistas en Cataluña que no han conseguido que Vd. cumpla las más de 20 sentencias ganadas en los tribunales que reconocen el derecho de sus hijos a estudiar en español en la escuela pública.

La libertad sólo es referible al individuo, al ciudadano. La libertad de los pueblos, realmente, hace referencia a la libertad del dictador. Si hay libertad individual, las libertades colectivas se darán por añadidura, y por ello le han dolido a Vd., Sr. Mas, que se recuerden las semejanzas existentes entre su proceso independentista y la aventura de los años 30 del siglo pasado en la Alemania nazi. En efecto, hay muchas coincidencias entre ambas. Para construir su nación, el nacionalismo independentista catalán quiere destruir la Nación española y con ese fin ha identificado a España como enemigo. Las frases “España nos roba” o los españoles nos oprimen o, como dice en su carta, que no se puede ser catalan en “el estado español”, intentan provocar una relación frente a lo español. También utilizan Vds. métodos ya experimentados en las dictaduras y en el nazismo, como son el monopolio de la propaganda (TV3) y los movimientos de masas e incluso desfiles con antorchas, intimidatorios de los no nacionalistas.

Van Vds., los nacionalistas, en dirección opuesta a la Historia, cegados por el poder y el deseo de impunidad en los juzgados y tribunales.

6.- Dice Vd. que su proceso independentista es la expresión más ilusionante, firme, masiva, cívica y democrática que se está viendo…en Europa.

Pero para que su acción fuera democrática debería Vd. cumplir las leyes vigentes en España, que, por el contrario, incumple frontalmente. Es Vd. presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña en base a la ley, por ello, por congruencia, no debe aprovecharse de la ley sólo en lo que le favorece, sino también, en lo que cree le perjudica. La Constitución Española de 1978 fue aprobada por referéndum por la gran mayoría del pueblo español (88,54% de los votos fueron favorables) e incluso, con mayor afirmación, por los votantes catalanes (el 90,46% de sus votos) y se aprobó el art. 1.2 que dice “La soberanía nacional radica en el pueblo español…“y el art. 2: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española…”

Sin embargo, Vd. pretende que Cataluña, una parte de España (historia común desde los Reyes Católicos 1478) inicie un proceso de separación de España para constituirse en Estado independiente, vulnerando la legislación vigente y quebrando la unidad de la nación española. Si Vd. desea cambiar la Constitución puede proponer democráticamente la reforma según el procedimiento del art. 168 CE, pero, el proceso que Vd. ha iniciado es absolutamente ilegal.

Su proceso ni es legal ni es democrático y además excluye del debate y el voto al resto de los españoles; no respeta la ley, ni al pueblo español, ni cumple con el Estado de Derecho, garantía de la democracia.

7.- Finalmente, debería decir la verdad a los ciudadanos catalanes a los que pide el voto en las elecciones autonómicas del 27 de septiembre y que, según su interpretación es un plesbicito para separarse de España. Ni esto es verdad; todo lo hace confuso, engañoso e improvisado. No es honrado ni exacto lo que afirma sobre el excedente de los ingresos públicos de una Cataluña independiente porque no computa los costes de ser independiente, ni dice la verdad sobre el futuro de Cataluña en Europa. Sabe, que en el hipotético caso de una Cataluña independiente ésta quedaría fuera de la UE y del Euro y no sería la Unión quien la expulsara sino, que, como nuevo Estado, habría de pedir la adhesión a la Unión Europea y firmar los Tratados y, para ello, reunir los requisitos, entre otros, acreditar que respetan el Estado de Derecho, que disponen de un nivel democrático suficiente, y ganar la votación por unanimidad del los 28 Estados miembros de la UE.

Saludos del Club Liberal Español

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone
Antonio Garrigues Walker

La ideología liberal y los partidos

El pasado 15 de marzo, Antonio Garrigues Walker publicó una columna de opinión en el diario ABC en la que analizaba la relación entre los nuevos partidos políticos surgidos en España en los últimos años y la ideología liberal, ya que casi todos gravitan en torno a ella, bien sea para secundarla o para combatirla. Por su interés, recomendamos su lectura. El texto completo, titulado La ideología liberal y los partidos, ha sido reproducido por Iustel. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone
Víctor de la Serna

Liberalismo, educación y cultura

El periodista Víctor de la Serna ha publicado una columna de opinión en Libertad Digital cuya lectura recomendamos desde el Foro de la Sociedad Civil. Titulada Liberalismo, educación y cultura, considera que la idea de libertad individual sigue resultando hoy incómoda para quienes aspiran al poder y a controlar a las masas. Para acceder al artículo en su fuente original, pinche aquí. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone
Julio Pomés

La libertad vence al proteccionismo

Julio Pomés, presidente de Civismo, defiende en un artículo publico en el diario ABC que la libertad siempre debe vencer al proteccionismo. Ése es el título de su texto, cuya lectura recomendamos desde el Foro de la Sociedad Civil y al que puede acceder pulsando aquí. Sigue leyendo

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone