TRIBUNA DE LA SOCIEDAD CIVIL DE ESPAÑA

Actualidad

Ultano Kindelán

¿Es China comunista?

Contesto el titular con otra pregunta: ¿puede serlo un país en el que, en 2018, el 84,1% de las empresas de la República Popular China (RPC) estaban en manos privadas? (China Bureau of Satistics/China Daily Nov, 28, 2019).

Según los datos publicados por el informe que cita el China Daily, la RPC tenía registradas 15,61 millones de empresas privadas a finales de 2018, un incremento del 178,6% sobre los 10,01 millones de 2013, según el cuarto censo económico nacional. Según ese censo, la RPC tenía 242.000 empresas controladas por el Estado. Aunque estas solo representan el 1,5% del total, absorben el 15,7% del empleo, lo que refleja su gran tamaño relativo.

Los gráficos que se muestran a continuación del informe del Instituto Peterson de Washington muestran el crecimiento explosivo de la empresa privada en la RPC en los últimos diez años. Hoy, las empresas privadas chinas contribuyen a un 60%, aproximadamente, del PIB de la RPC, y absorben el 80% del empleo; el 90% de la oferta de empleo en las zonas urbanas de la RPC viene de las empresas privadas.

En cuanto a los mercados financieros, evidentemente tanto las empresas privadas como las públicas han accedido a la bolsa de Shanghái y a las internacionales para obtener capital, y ambas categorías han aprendido a facilitar la información necesaria a posibles inversores, aunque, según algunos analistas, la transparencia en algunos casos es deficiente.

Traduzco ahora parte del artículo de Tialei Huan y Nicolas Veron publicado en la web de PIIE
el 7 de julio de 2022, sobre la interrelación entre empresas públicas y privadas en la RPC:

«No habrá privatización, sino arrinconamiento de las empresas públicas, SOE (State Owned
Enterprises), por las privadas.
La escalada de las empresas privadas a la categoría de grandes empresas chinas parece
menos el resultado de planificación a largo plazo que de las dinámicas del mercado. Deng
Xiaoping, el líder chino que abrió China a la empresa privada en 1978, se equivocó cuando
predijo en 1980 que, “cualquiera que sea el tamaño de la inversión privada, esta solo alcanzará una
pequeña parte de la economía china. De ninguna forma afectará la propiedad estatal de los
medios de producción”.
Durante la década de los 90, ante la necesidad de reestructurar un sector público sumido en
pérdidas, el primer ministro Zhu Rongii, procuró mantener las empresas más grandes bajo
control estatal, liquidando o privatizando las menores.
Prácticamente no ha habido privatización de grandes compañías, y en los pocos casos que se
han dado, los resultados han sido mixtos. Tampoco se ha esforzado el Estado en facilitar
condiciones competitivas al sector privado».

Los dirigentes del PCC, según leo en otros informes, están ahora procurando aumentar la
presencia estatal en la vida de las empresas privadas, muy críticas con la pobre gestión que
hace el Estado de las públicas, lo que podría desencadenar una lucha de poderes.
El hecho es que, al destapar la lámpara de Aladino del capitalismo, al PCC le ha surgido un
enorme dragón, al que cada vez le costará más dominar. Mi apuesta es que el dragón meterá
al PCC en la lámpara.

Nota: En cuanto a la propiedad privada de viviendas urbanas, la mitología comunista pervive
en la “cláusula de los 70 años”, que establece la reversión al Estado de la propiedad, con un
gran número de salvedades. La propiedad de tierras de labor está en manos de cooperativas
gestionadas a nivel regional/municipal, en las que participan el sector público y el privado.

Últimos Artículos

La electricidad limita la Inteligencia Artificial

Jesús Sánchez-Quiñones, miembro del Foro de la Sociedad Civil, afirma, en un artículo de opinión publicado en El Economista, que la disponibilidad de electricidad es un limitante del desarrollo de la inteligencia artificial y los centros de procesamiento de datos y que la red de EEUU y Europa puede sufrir cuellos de botella en el suministro por las insuficientes inversiones durante los últimos años.

Leer más »

El ‘hombre-masa’ y las elecciones europeas

Florentino Portero, miembro del Foro de la Sociedad Civil, asegura, en un artículo de opinión publicado en El Debate, que el presidente del Gobierno es un «Es un «demagogo» que «no respeta al elector, ni al propio ni al ajeno», al que desprecia y trata «como ese ‘hombre-masa’ al que se utiliza y maneja con eslóganes más que con ideas».

Leer más »

China y su exportación de sobrecapacidad

El director general de Renta 4 Banco, Jesús Sánchez-Quiñones, miembro del Foro de la Sociedad Civil, afirma en El Economista que los actuales problemas económicos de China tienen repercusiones en economías como la europea y la estadounidense, y llevan, de forma casi inevitable, a una creciente guerra comercial. Para acceder al artículo completo, pinche aquí.

Leer más »

Inmigración y educación: la difícil ecuación

Juan Ángel López Díaz, miembro del Foro de la Sociedad Civil, ha publicado un artículo en La Crítica en el que explica que casi el 80% de los inmigrantes que residen en España tienen una baja cualificación laboral y pide poner en marcha estrategias para mejorar esta situación y, al mismo tiempo, evitar la fuga de cerebros.

Leer más »

Inquietante guerra híbrida

Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4 Banco y miembro del Foro de la Sociedad Civil, analiza en El Economista las consecuencias de la guerra económica que se está librando contra Rusia y el paso dado por Estados Unidos para permitir por ley la confiscación de bienes de sus oligarcas.

Leer más »