TRIBUNA DE LA SOCIEDAD CIVIL DE ESPAÑA

Actualidad

Sí hubo trasvase (Federico Ysart)

Parece que más de medio millón de votos socialistas se han ido al PP. Y eso no es baladí. La frontera entre las dos orillas parecía infranqueable. No se habían detectado pasos como aquel Checkpoint Charlie berlinés por el que se podía cruzar el telón de acero. Aquí, la incomunicación se ha roto a través de tres grandes boquetes: Andalucía, Castilla-La Mancha y Cataluña, amén de otros de menor cuantía.

Los datos reflejan la ruptura de algunos tabúes, como el peso de la clase social en el voto, o la memoria histórica que seguiría dividiendo en dos a los españoles, tres cuartos de siglo después de las tragedias vividas en el pasado siglo. Ambas cuestiones parecen bastante erosionadas por el tiempo y, en todo caso, pasadas a segundo plano por asuntos más perentorios, como la falta de trabajo, abstractos como la identidad nacional zaherida, o de carácter práctico, como la incapacidad manifiesta de los perdedores para el manejo de la situación.

Esos centenares de miles de votantes, como los millones que se movieron entre otras candidaturas, son la expresión de un cambio cultural en ciernes. Faltan estudios depurados para conocer cuál ha sido el comportamiento del voto joven; cuántos han participado en ese cambio drástico del mapa electoral. Porque parece que han sido escasos los partidarios del «no nos representan» con que los indignados se hicieron oír hace unos meses y trataron sin éxito volver a hacerse presentes la pasada semana.

Esos pasos abiertos entre las pretéritas dos España hablan de pragmatismo y capacidad crítica; en el fondo, de mayor libertad. Y aporta un plus de responsabilidad a los políticos, cuyo futuro depende ahora más del saldo de su gestión que de ancestrales sentimientos identitarios.

Es un reto más que ha de atender Rajoy; su partido ha demostrado una fidelidad berroqueña, pero debe buena parte de la mayoría absoluta a los recién llegados, ciudadanos que le han prestado su voto para que mejore las cosas. Ese es el apoderamiento que se produce cuando las democracias celebran elecciones. Lo demás, literatura.

Leer artículo en ABC.es

Últimos Artículos

China y su exportación de sobrecapacidad

El director general de Renta 4 Banco, Jesús Sánchez-Quiñones, miembro del Foro de la Sociedad Civil, afirma en El Economista que los actuales problemas económicos de China tienen repercusiones en economías como la europea y la estadounidense, y llevan, de forma casi inevitable, a una creciente guerra comercial. Para acceder al artículo completo, pinche aquí.

Leer más »

Inmigración y educación: la difícil ecuación

Juan Ángel López Díaz, miembro del Foro de la Sociedad Civil, ha publicado un artículo en La Crítica en el que explica que casi el 80% de los inmigrantes que residen en España tienen una baja cualificación laboral y pide poner en marcha estrategias para mejorar esta situación y, al mismo tiempo, evitar la fuga de cerebros.

Leer más »

Inquietante guerra híbrida

Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4 Banco y miembro del Foro de la Sociedad Civil, analiza en El Economista las consecuencias de la guerra económica que se está librando contra Rusia y el paso dado por Estados Unidos para permitir por ley la confiscación de bienes de sus oligarcas.

Leer más »

Revisitando el comunismo

José Luis Feito, miembro del Foro de la Sociedad Civil, firma una Tercera en el diario ABC en la que, «por higiene intelectual y democrática», recuerda las esencias del comunismo.

Leer más »

¿Podemos medir el éxito de las naciones?

El presidente del Foro de la Sociedad Civil, Jesús Banegas, ha escrito un artículo de opinión en Vozpópuli en el que destaca que nunca como con el Gobierno de Pedro Sánchez España había perdido más posiciones en todos los ránkings internacionales que miden la calidad institucional de los países.

Leer más »

Dime de lo que presumes…

Jesús Banegas, presidente del Foro de la Sociedad Civil, recuerda en Vozpópuli que Zapatero y Sánchez han sido los únicos gobernantes en España que han cosechado siempre, sin una sola excepción, derrota tras derrota en la competición por el crecimiento económico. 

Leer más »