2010, el año de Cataluña

Esta semana Ignacio Camuñas, Diplomático y Ex-Ministro y Presidente del Foro de la Sociedad Civil es autor del artículo «2010, el año de Cataluña» en la columna que el Foro tiene el el influyente diario El Confidencial. En ella medita acerca de cómo “será Cataluña el problema político número uno en nuestro país” y ello en un doble sentido pues tanto la sentencia del Estatut como las elecciones al Parlamento catalán son dos acontecimientos que “no sólo tendrán consecuencias muy determinantes para el futuro de Cataluña, sino, lo que es aún más importante, pueden constituir un elemento que condicione de manera fundamental el futuro político inmediato de nuestro país.”

Respcto de la Sentencia del Estatut “ya no puede producir más que amargura para algunos e indignación para otros cualquiera que sea el tenor de la misma. Es decir, no va a resolver la cuestión y además puede llegar a producir efectos indeseados que gravitarán sobre otros Estatutos de Autonomía”, dice el autor.

Y en cuanto a las elecciones observa cómo “Para seguir subrayando la importancia de Cataluña en la vida política española, hay que añadir que el número de diputados que Cataluña envía al Congreso es de tal magnitud, exactamente 47, que, precisamente, la diferencia que acumula el PSOE sobre el PP en el Congreso en Madrid, guarda a veces una relativa correspondencia con la diferencia que obtiene el PSOE sobre el PP en la Comunidad Autónoma de Cataluña. Si el PP no aumenta o, en todo caso, si el PSOE no disminuye en número de votos en Cataluña, es habitualmente difícil que el PP pueda arrebatar al PSOE la primacía electoral, aunque siempre queda, como última esperanza, un vuelco electoral en Andalucía, lo que hasta ahora no ha sido fácil de alcanzar.”